Saltar al contenido
Sexualizados_as

La sábana de látex ~Sexo oral seguro vaginal y anal~

La protección en el sexo se va ampliando poco a poco. En esta ocasión, vamos hablar de sexo oral seguro y así evitar infecciones y/o enfermedades de transmisión sexual. Para el sexo oral vaginal y anal, tenemos en el mercado la posibilidad de utilizar sábanas de látex. También se pueden encontrar bajo el nombre de oral sheets o oral dams.

¿Qué es la sábana de látex?

La sábana de látex no es un invento de ayer, pero sí su uso actual. En una época en la que la sexualidad es cada vez más abierta y variada, nos encontramos con el problema de las ETS (enfermedades de transmisión sexual).

Estas enfermedades e infecciones no deben ser motivo de preocupación si se mantienen relaciones sexuales seguras. Y para los hombres siempre ha habido condón; en concreto preservativos de sabores que facilitan el placer de lamer sin tener mal sabor de boca.

Sin embargo, el sexo oral vaginal y anal no tenían, hasta ahora, una protección. De forma que o se asumía el riesgo o se descartaba la opción de este tipo de sexo oral. ¿Pero a quién le gusta que lo/la rechacen solo porque no tienen forma de protegerse?

He ahí el invento; aunque no se sabe quién o cómo empezó. Seguramente a alguien se le ocurrió abrir un preservativo por la mitad para poder lamer con seguridad el clítoris o ano de otra persona. Y luego se creó el producto en sí. Un paño finísimo de látex que permite sentir al 90% el tacto y calor de la otra persona. Lo único que se pierde es el gusto y la humedad; pero para eso hay solución.

¿Cómo se usa?

En el video demuestro que la sábana que se compra es resistente a más no poder. Se estira con facilidad y envuelve la zona donde se ponga; así que lo único que tienes que hacer es sujetarla sobre la zona a lamer y ponerse a ello. Por supuesto, dependiendo de la postura y la comodidad puede ser el que da o el que recibe quien sujete la sábana. Porque el sexo oral es cosa de dos (como mínimo).

Ahora, consejos / obligaciones al usarla. Si vas a hacer cunnilingus y rimming, usa una sábana para cada parte y persona. No le des la vuelta y tírala después. Básicamente, son como los preservativos y su seguridad consiste en el usar y tirar.

Por último, puedes sustituir el sabor y la humedad con lubricantes comestibles de sabores que sean compatibles con látex. Así será más placentero para las dos partes.

¿Dónde comprarla?

De momento yo no la he visto en farmacias, pero sí en algunos sex shops online pero bajo demanda. Sin embargo, es nuestro deber como consumidores apoyar el producto para que salga adelante. Al fin y al cabo, si nadie lo pide; nadie lo venderá y el producto encarecerá. Es la ley de la oferta y la demanda.

Tutorial: haz tu propia barrera para el sexo oral

Puede que esta parte se contradiga con la anterior, pero tiene un motivo: la alergia al látex.

Si eres alérgico/a al látex ahora mismo no dispones de sábanas latexfree. Así que lo único que puedes hacer es conseguir un preservativo sin látex y hacer una pequeña manualidad que explico en este punto del video. Es muy fácil y lo puedes tener hecho de antemano; además de servir para un apaño.

Colaboración con Tu Juguete Erótico

Por último, me gustaría agradecer a Tu Juguete Erótico la cesión del material para este artículo y video. Si quieres un descuento del 10% en su tienda online, atento al código de descuento en el video.