Saltar al contenido
Sexualizados_as

La cuchara ~♂x♀~ ~♀x♀~ ~♂x♂~

Hay muchas posturas sexuales donde escoger así que ha sido difícil decantarse por una. Sin embargo, finalmente me he decidido por la cuchara, también conocida como la cucharita, porque es una postura fácil, cómoda y además para todo tipo de relaciones sexuales. Con y sin penetración, y para todo tipo de genitales.

Recordatorio

♂x♀: Significa relaciones hombre mujer (en referencia a genitales).

♀x♀: Significa relaciones mujer mujer (en referencia a genitales).

♂x♂: Significa relaciones hombre hombre(en referencia a genitales).

La postura

Es muy sencilla. La pareja debe tumbarse en la cama u otra superficie con pecho y espalda juntos. El contacto y el abrazo permiten el acceso al cuerpo del otro con facilidad y, en el caso de la penetración, esta es más profunda y apretada.

Variantes para los géneros y de la cuchara

Esta postura puede ser con penetración (anal, vaginal o con juguetes) o sin penetración. De forma que la única variación en los géneros que encontramos es el hecho de que ♀x♀ necesitará un arnés si quiere que haya penetración.

Si la postura se hace con penetración, se anal o vaginal, quien recibe puede inclinarse hacia delante para mayor profundidad. Lo negativo es que esta persona pierde el acceso al cuerpo de la otra (a no ser que sea muy elástico/a).

Si te decantas por la no penetración, encontramos más variantes:

  • La persona de detrás  puede recibir una masturbación de la otra persona; frotarse contra sus nalgas y/o espalda; o puede colocar el pene entre los muslos de la otra persona para disfrutar de una falsa penetración.
  • La persona de detrás  puede recibir una masturbación de la otra persona; o frotarse contra los muslos de la otra persona.
  • La persona de delante  puede recibir una masturbación de la otra persona.
  • La persona de delante  puede recibir una masturbación de la otra persona.

Estimulación extra

Por supuesto, la manos y los labios no pueden quedarse quietos y esta postura deja al alcance muchas zonas erógenas. Tal y como se ve en las imágenes.

La persona de delante puede masturbar a la persona de detrás y acceder a sus muslos y nalgas. De forma que incluso podría usar un dildo para estimulación vaginal y/o anal.

Mientras que la persona de detrás dispone de todo el torso de la persona de delante. Pezones, pechos, masturbación genital, cuello…

Los besos son fáciles con un poco de práctica y elasticidad, así como lamer los dedos de la otra persona o su cuello dependiendo de la posición.

Consejos generales

En definitiva, una postura ideal para arrumacos, caricias y para sesiones duraderas. No cansa, así que también es muy buena para momentos en los que los/as dos os sentís cansados pero con ganas de cariñitos.

Por último, añadir que las piernas no sirven únicamente como punto de apoyo y es que su postura permite (sobre todo en la penetración) formas diversas de sensaciones. ¡Y también se puede hacer la cuchara con la persona de delante encima!