Saltar al contenido
Sexualizados_as

Cunnilingus ~♂x♀~ ~♀x♀~

El sexo oral cada vez se estila más. Y como hoy es #JuevesDePosturas, seguimos con posturas para el sexo oral continuando con el cunnilingus. Es decir, voy a mostrarte algunas posiciones para practicarle sexo oral a una mujer.

Recordatorio

♂x♀: Significa relaciones hombre mujer (en referencia a genitales).

♀x♀: Significa relaciones mujer mujer (en referencia a genitales).

♂x♂: Significa relaciones hombre hombre(en referencia a genitales).

El cunnilingus

Como ya he mencionado arriba, el cunnilingus es el sexo oral practicado a los genitales femeninos. Sin embargo, para las posturas mencionaremos todas las zonas erógenas de un cuerpo femenino.

Pero antes una curiosidad sobre el nombre de esta práctica sexual. Tal y como con felación, cunnilingus es una palabra que viene del latín (del Latín de los romanos). Sin embargo, mientras que felación es una evolución de la palabra original latina fellatio; cunnilingus se ha mantenido igual por los siglos de los siglos. ¿Por qué? Quizá por el desuso, o quizá por el hecho de que el sexo oral a la mujer no es una práctica que se haya llevado a cabo tan habitualmente durante la historia de la humanidad.

Quizá, en el siglo XXI, debamos acuñar un término nuevo y más “coloquial”.

Posturas de pie

De pie o con la espalda contra la pares, este tipo de postura carga los músculos y a la larga puede adormecer las piernas tanto de la que recibe el sexo oral como de quien lo ofrece.

Estar de pie mientras que hacen sexo oral permite controlar la situación, verla desde un punto de vista más dominante e incluso acompañar al movimiento con las caderas o empujar la cabeza de la otra persona. Así, guiarás mejor la práctica.

Mientras tanto, quien ofrece el sexo oral puede estar en cuclillas, sentado/a por completo o de rodillas. Todo esto dependerá de la diferencia de alturas o del uso de, por ejemplo, un taburete.

Además, mientras practicas sexo oral puedes magrear a tu pareja  y masturbarte tú mismo/a. Incluso puedes usar juguetes si lo deseas; y si tienen mando a ditancia tu pareja te puede guiar en el sexo oral a través de las vibraciones de un dildo.

Por otro lado, mientras que con la felación es bastante más difícil, en el cunnilingus puedes optar por estar de espaldas mientras te lo practican. También es una buena posición para el annilingus, beso negro o rimming.

También me gustaría añadir esta postura de la izquierda. Quizá parezca difícil o pesada pero, de nuevo, depende de la altura de ambas partes.

Por ejemplo, si la mujer es lo suficientemente alta puede estar de pie mientras su pareja se queda entre sus piernas y videversa. El problema aquí es que los maniquíes tienen unas alturas determinadas y no se puede dar mejor ejemplo.

Además, esta posición de cabeza permite ahondar más en el cunnilingus e incluso penetrar con la lengua a tu pareja. O incluso penetrarla anal o vaginalmente con las manos mientras se agarra con fuerza a tu cabeza.

O, por supuesto, puedes masturbarte en esta posición mientras acaricias su espalda.

Tríos

Por supuesto, estas posturas son válidas para tres personas. Por ejemplo, esta última permite que quien ofrece sexo oral haga un head-sitting a una tercera persona.

Posturas sentada

Sobre la cama o en una silla, este tipo de posiciones admite más acceso a la pareja, al magreo y la masturbación.

Aquí la mujer que recibe el sexo oral está mucho más relajada, de forma que el flujo de sangre es mayor hacia los genitales y se acelera el orgasmo.

Sin embargo, quien ofrece el sexo oral puede percibir tensión en las rodillas o las piernas. A cuatro patas, sobre los muslos o completamente tumbado/a; aquí puedes ponerte como quieras y usar cojines y/o taburetes para mayor comodidad.

(No tengo sillas del tamaño de los maniquíes pero en ambas imágenes está sentada).

Posturas tumbada

Sin embargo, la cama es la cama. La comodidad de estar tumbados/as es la mejor para cualquier práctica sexual. Ni calambres, ni adormecimientos. Los cojines abundan y te puedes centrar en el cuerpo de tu pareja.

Y lo cierto es que poco puedo contar de estar posturas además de la importancia de las posiciones de piernas.

Por ejemplo, la de aquí encima es una postura que permite acceso a toda la vulva (de vagina a clítoris) mientras que se mantiene todo apretado. Al pasar la punta de la lengua de arriba abajo, la sensación es muy fuerte.

Además, permite que quien ofrece el oral se pueda masturbar e incluso hacer un anilingus (beso negro o rimming).

Y, por ultimo, la clásica estar tumbada y que te mimen un rato. Déjate hacer y disfruta; o da órdenes y guía su cabeza con tu mano.

El head-sitting

De cara o de espaldas, el head-sitting (sentarse en la cabeza) permite a la mujer ser más dominante. Podría decirse que es la irrumación del cunnilingus.

Aquí, la mujer puede sentarse como en la foto, en cuclillas o completamente sentada dependiendo de la sensación de ahogamiento que se quiera conseguir. En determinadas situaciones, se considera una práctica dentro del bdsm. La única diferencia entre de cara o de espaldas es el acceso que la mujer tiene al cuerpo de quien le hace el sexo oral o de si se quiere incluir también el annilingus a la práctica.

Juguetes y protección

Por último, y para no repetirme en cada apartado, quiero dejar claro que todas las posturas permiten el uso de juguetes, cosméticos y demás. Dildos, balas, masturbadores… El límite está en la imaginación y el bolsillo. Pero si tienes un armario lleno de juguetes puedes convertir una misma postura en 100 diferentes.

Además, quiero recordar el uso de la sábana de látex para esta posición. Hay que protegerse contra las ETS así que échale un vistazo al artículo para aprender sobre este producto que necesita más promoción.

Consejos generales

Para acabar esta entrada, me gustaría invitarte a experimentar, variar y buscar nuevas formas de acceder al placer del sexo oral. Porque no hace falta ser contorsionista para dar muchísimo placer, o para recibirlo.