Saltar al contenido
Sexualizados_as

Felación / Irrumación ~♂x♀~ ~♂x♂~

El sexo oral es una práctica casi tan difundida como el coito en sí. Y hoy quiero hablar sobre posturas para la felación y/o la irrumación. Por supuesto, hay muchas más variantes de las que mostraré aquí así como posturas más estrafalarias. Sin embargo, me he decantado por estas por la comodidad para ambas partes así como las posibilidades que ofrecen.

Recordatorio

♂x♀: Significa relaciones hombre mujer (en referencia a genitales).

♀x♀: Significa relaciones mujer mujer (en referencia a genitales).

♂x♂: Significa relaciones hombre hombre(en referencia a genitales).

La felación

También conocida como mamada o blowjob, la felación es la práctica del sexo oral a los genitales masculinos (aquí el artículo con más información). Es un placer que muchos hombres buscan y que algunos deben aprender a dar. Al fin y al cabo, el quid pro quo es esencial y buscar placer así como darlo es importante en una relación física.

Ahora, voy a hablar de las posturas para la felación más fáciles y con más posibilidades. Y las voy a dividir según la posición de la persona que recibe el sexo oral.

Posturas de pie

En este tipo de posturas, la carga muscular puede provocar adormecimiento de las piernas de la persona que da la felación. Al fin y al cabo, aquí quien tiene la postura más cómoda es el que la recibe. Así que vamos a ver cómo evitar las incomodidades de esta postura.

Hacer la felación en cuclillas es una buena opción, aunque canse. También puedes usar un taburete o incluso una pila de cojines. Y si la persona en pie se cansa, siempre puede recostarse contra una pared.

Por supuesto, esto variará dependiendo de la altura de ambas personas. De forma que prueba y retoca la postura al gusto y comodidad de ambos.

Ahora, hablemos de qué se puede hacer durante la felación en esta postura. Al fin y al cabo, aunque el centro aquí es el sexo oral, nunca está de más estimular otras zonas erógenas.

Por ejemplo, quien está de pie puede masajear el cuello y la cabeza de la otra persona. Y si se agacha un poco puede incluso acceder a los pezones y la espalda.

Mientras tanto, quien hace la felación puede abarcar mucho más. Culo, pezones, terstículos, muslos, brazos. Allá donde lleguen tus manos puedes masajear y pellizcar.

Otra forma de hacer una felación de pie es estando de rodillas. Sin embargo, si el suelo es muy duro puedes terminar con dolor en las articulaciones.

Y para esto hay dos opciones:

Puedes colocarte un cojín bajo las rodillas, bien mullido, para evitar el dolor del suelo. Porque hacerlo en la cama puede ser peligroso para quien está de pie. O puedes sentarte sobre tus piernas para reducir el peso sobre las rodillas. Esto, además, ayuda a variar la altura a la que estás para hacer la felación.

Tríos

Esta postura permite que otra persona se incluya si quien está haciendo la felación se levanta o medio en cuclillas. Incluso puede quedarse sentado/a mientras una tercera persona lo/a penetra o le hace sexo oral (head sitting).

Juguetes

También se puede jugar en esta postura. Por ejemplo, con un juguete con mando a distancia quien recibe la felación puede hace vibrar un dildo o bala dentro de la otra persona. Así se aplica el quid pro quo.

Posturas sentado

Prácticamente la forma más cómoda para ambas partes. Tiene muchísimas variantes y permite que ambos tengan acceso al cuerpo del otro.

Quien recibe

El hombre que recibe la felación puede sentarse sobre sus piernas o trasero, con las piernas abiertas o cerradas. La cuestión está en la comodidad así que puede sentarse en la cama, en un sillón o donde quiera.

Además, puede inclinarse para poder acceder al cuerpo de la otra persona con una o las dos manos.

Quien da

La persona que ofrece la felación puede tumbarse boca abajo o boca arriba, ponerse a cuatro patas o sentado/a sobre sus muslos. Los brazos en este caso tienen dos usos: o los utilizas para llegar a otras zonas erógenas de la pareja; o los utilizas para no cargar las cervicales.

Al fin y al cabo, el movimiento de cuello puede acabar convirtiéndose en un tirón. De forma que acompáñate con todo el cuerpo para cansarte menos y no sufrir dolores después.

Tríos y juguetes

Como se ve en la imagen de debajo, si en vez de “atacar” desde delante se hace desde un lado, la persona que recibe la felación tiene mucho más fácil tocarte.

Además, es la postura perfecta para una doble felación y para el uso de juguetes.

Posturas tumbado

Una postura que permite que quien dé la felación sea más dominante. Con el hombre a tus pies, tumbado y “vulnerable”. Es la postura perfecta para incluir juegos bdsm. Por ejemplo, con los ojos vendados o las manos atadas.

Si se tiene la fuerza suficiente, quien hace la felación puede levantar las piernas del otro para dar acceso al perineo y, si se quiere, al ano para un sexo oral más completo.

Si no, ambos tumbados puede ser una muy buena opción. Además de que se mantienen las manos desocupadas para poder acceder al torso o al uso de juguetes si se desea.

La irrumación

Por último, me gustaría hablar de esta variante de la felación en la que el hombre practica un coito oral a la otra persona. Es una práctica asociada a la garganta profunda y tiene sus complicaciones.

La respiración, sin ir más lejos, puede ser complicada dependiendo de la postura así que hay que ir con cuidado o tener un sistema de señales seguro. Por ejemplo, quien está debajo puede tener las manos en el torso del hombre y, en el caso de que le cueste respirar, puede golpearle el pecho para indicarle que se aparte. Simple, pero efectivo.

La irrumación o el coito oral es una práctica en la que el hombre “obliga” o domina a la otra persona. Aunque eso no significa que esta no lo disfrute; es más, puede descubrir el placer de la sumisión. Mientras haya consenso mutuo, no hay problema.

Consejos generales

Para acabar esta entrada, me gustaría invitarte a experimentar, variar y buscar nuevas formas de acceder al placer del sexo oral. Porque no hace falta ser contorsionista para dar muchísimo placer, o para recibirlo.