Mi primer juguete sexual: 7 preguntas que te ayudarán a encontrar el juguete perfecto

Si nunca has comprado o probado un sex toy, es muy posible que sientas que no sabes por dónde empezar. Comprar tu primer juguete sexual puede ser o muy sencillo o un completo infierno. Y para asegurarnos de que sea como un paseo relajante, deja que te comente qué 7 preguntas tienes que hacerte antes de comprar.

banner mi primer juguete sexual

¿Y por qué siete preguntas? Pues porque podrían ser 20 pero prefiero mantenerlo sencillo. Meterse en el mundo de la juguetería erótica es como ir a una sección completa de lencería y no saber lo que es una blonda, la copa, los aros… Es decir, quiero que vayas de menos a más. Ya sabe lo que dicen: Quien mucho abarca…

Tienes tiempo de sobra de aprender sobre juguetes, pero no necesitas conocer todos los pormenores para comprar algo y no llevarte una decepción. Ahí entra este artículo, o incluso yo, que para algo llevo unos cuantos años ya. Así que quiero que sepas que siempre puedes contactar dándole al botón o seguir leyendo este blog porque toda la información que tiene te hará explotar la mente (metafóricamente).

Querido primer juguete sexual, ¿estás especializado o eres versátil?

Esta pregunta es la base de prácticamente todas las compras: ¿buscas un juguete específico o quieres algo que te sirva para muchas situaciones diferentes? Si me dices: “Lorena, yo busco estimular mi glande”, pues te diré “Pues tienes esto, y esto, o toda esta sección”. Por el contrario, si buscas un juguete que te sirva para lo que se te ocurra, no te preocupes que también existen.

Personalmente suelo recomendar comprar un juguete versátil primero porque te permite experimentar y poco a poco, si quieres ampliar colección, comprar juguetes especializados. Esta decisión, como todas, es personal; pero puede influir tanto tu economía como el espacio del que dispongas para almacenar.

¿Y qué es un juguete versátil? Pues por regla general son las que llamamos varas vibradoras o los vibradores en general. Se suelen poder utilizar para estimular de forma externa (e interna a veces) diversas partes del cuerpo. Algunas varas, incluso, vienen con cabezales intercambiables.

Por el contrario, si lo que buscas es un juguete específico, te recomiendo que tengas muy en claro lo que quieres que haga el juguete y compares las diferentes opciones que tienes. Para lo cual es mejor que sigas leyendo y organices tus ideas.

¿Analógico o eléctrico?

Esto es sencillo: si buscas un juguete versátil, lo mejor es que sea eléctrico. Si buscas algo específico, según lo que quieras que haga el juguete variará. Por ejemplo, un succionador de clítoris por narices tiene que ser eléctrico (sea a pilas o por carga). En cambio, un dildo puede ser analógico y luego están los vibradores.

Piensa en esto: los juguetes analógicos están pensados para dar placer sin nada más. Y la gran mayoría de ellos los puedes hacer vibrar después gracias a un anillo vibrador o una bala vibradora. En cambio, muchos juguetes vibradores, si los apagas, pierden toda su gracia. Así que ten esto muy en cuenta a la hora de comprar.

¿Uso interno o uso externo?

Por regla general, los juguetes de uso externo se restringen a ello. Es decir, no están pensados para penetrar e incluso puede ser peligroso hacerlo. En cambio, muchos juguetes de uso interno pueden utilizarse de forma externa según su forma y propósito.

Un ejemplo claro son las varas vibradoras. Sirven para la salud y para el placer, estimulan todo el cuerpo y pueden provocar orgasmos muy intensos, pero no son para penetrar.

El tamaño… ¡El tamaño!

El error más común al comprar un dildo está en comprarlo demasiado grande. Así que si nos dedicamos a describir los juguetes y detallar sus medidas, no es para que Google nos posicione mejor los productos. Así que ten muy en cuenta tanto el largo como el ancho (diámetro), así como el peso.

El tamaño no es solo algo a tener en cuenta cuando hablamos de dildos (o vibradores), en absoluto. También importa si lo que quieres es poder guardar tu juguete de forma discreta en la mochila o bolsa y llevarlo contigo. O para tener que aguantarlo en la mano mientras lo utilizas (si eres de muñeca débil, quizá busques algo ligero).

Comodidad ante todo

Esto está muy relacionado con el punto anterior. Un juguete tiene que ser cómodo para la persona que lo utilice. Fíjate dónde tiene los botones, cómo se sujeta para usarlo, su tamaño…

Hay tantas necesidades como personas en el mundo, y todas ellas tienen derecho a disfrutar de su sexualidad. Así que no dejes que te recomienden algo que no vas a saber utilizar, te va a pesar o ser incómodo… Porque será un desperdicio de dinero.

El ruido

Como añadido, quiero recordarte que los juguetes marcados como silenciosos rondan los 45 a 55 decibelios. Si no sabes cómo va eso de los decibelios, está entre una conversación y una lluvia moderada. Es decir, que si en una habitación en silencio puedes escuchar un ventilador o el frigorífico, se puede escuchar el vibrador.

Características específicas: según lo que buscas, debes preguntar…

Aquí entran ya los detalles que te interesen. Te voy a poner una lista de características específicas para que, si te interesan, las busques en las fichas de productos. ¡Si no te dan la información, siempre es mejor preguntar!

  • Fácil de limpiar (es fácil de desmontar)
  • Resistente a salpicaduras (esto significa bajo el grifo sí, no metido en la bañera)
  • Resistente al agua (medio metro como mucho, no para submarinistas)
  • Para penes
  • Para vulvas
  • Anal safe (no te vas a tener que ir de urgencias)
  • De bolsillo
  • Silencioso (entre 45 y 55 decibelios).
  • Con cable
  • A pilas
  • Recargable
  • Con aplicación
  • Con mando
  • Sensaciones fuertes
  • Suave

¿Te atrae?

La pregunta definitiva: ¿te parece un juguete bonito? ¿Te atrae? Tanto si buscas algo discreto como un color determinado, tienes todo el derecho a reclamarlo. Existen infinidad de juguetes y, si no lo encuentras en un sitio, lo puedes buscar en otro. Por supuesto, me encantaría recordarte que, si tienes dudas, siempre puedes contactarnos.

O también puedes agendar una asesoría y te ayudo a encontrar tu juguete ideal:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes dudas? ¡Contáctanos!