Cómo hacer un vestido de cuerdas ~HISHI KARADA~

Si te interesa el shibari, deja que de cuente cómo hacer un vestido de cuerdas (HISHI KARADA) de forma muy sencilla. Este tipo de atado es ideal para acostumbrarse a la presión de las cuerdas y además queda muy bonito sobre el cuerpo. Únicamente necesitas una cuerda y dos manos o la ayuda de otra persona.

como hacer un vestido de cuerdas

Qué es un vestido de cuerdas

Llamamos vestido de cuerdas, o HISHI KARADA, a un tipo de atado sobre la piel que cubre el torso y los genitales con motivos en forma de diamantes. Puede ser muy sencillo o mucho más elaborado, y con muy poca práctica puedes hacerlo con facilidad.

Puedes hacer un vestido de cuerdas en pareja, o incluso a solas, y llevarlo bajo la ropa. Lo puedes utilizar para salir a comprar o como decoración en el sexo. El HISHI KARADA es versátil y variable, pues lo puedes hacer con pocos o muchos diamantes. Únicamente necesitas empezar por el básico, el que te voy a enseñar aquí, y cuando lo tengas por la mano solo necesitas imaginación.

Paso a paso

Antes de empezar, recuerda hidratar tu piel para evitar irritaciones innecesarias y agenciarte una cuerda de 7 metros o más. Según tu altura, necesitarás más o menos cuerda, pero lo habitual es entre 7 y 9 metros. Si vas a hacerlo a solas puede ser interesante colocarte frente a un espejo.

Este atado se puede hacer también sobre la ropa, pero es recomendable que esta sea estrecha para evitar que se amontone y arrugue (podrías hacerte daño).

Recuerda que la cuerda no debe quedar floja, pero tampoco que se marque sobre la piel. Sobre todo al principio del atado debes dejar la cuerda tensa pero no apretada porque, al crear los diamantes, se apretará más y generará presión. Si puedes poner un dedo (con ligeras dificultades) entre la piel y la cuerda, vas bien.

Nunca utilices cuerdas plásticas o de nylon porque abrasan la piel. Tienes una gran variedad de cuerdas seguras como el algodón, el yute o la seda de bambú que son mucho más aptas y amigables con la piel. También es muy importante que las cuerdas no estén enceradas para que no resbalen entre ellas y se muevan los nudos. Una forma muy sensual de evitar abrasiones al atar está en acompañar la cuerda durante el recorrido sobre la piel. Es decir, si después del nudo en el esternón tienes que llevar la cuerda por debajo del pecho a la espalda, coloca la cuerda mientras esta se desliza entre tus dedos.

Cómo hacer un vestido de cuerdas más completo

Como puedes ver en el paso a paso, para hacer este vestido de cuerdas únicamente necesitas hacer tres nudos y el final. Sin embargo, puedes añadir más nudos para crear más diamantes. Por ejemplo, entre el ombligo y los genitales, en el periné o incluso hacer nudos reflejo en la parte de la espalda.

También puedes combinar este HISHI KARADA con ataduras en piernas y brazos. Si no tienes más cuerda, siempre lo puedes hacer con cinta de PVC. Recuerda que si se adormece alguna parte del cuerpo, se debe deshacer el atado. Ten también unas tijeras de seguridad a mano y, al terminar, un buen masaje para recuperar una buena circulación.

Consejos extra

Si te gusta hacer un vestido de cuerdas a menudo, siempre puedes hacer el hueco que pasa por la cabeza del tamaño justo para quitar y poner. Así, te puedes quedar con la cuerda preparada con los nudos y guardarla así. ¿No es mucho más sencillo de esta forma?

Deja un comentario

¿Tienes dudas? ¡Contáctanos!