Saltar al contenido
Sexualizados_as

Consejos para disfrutar de unas navidades eróticas

Si eres de esas personas a las que les apetece unas navidades diferentes sin tener que salir de casa, o salir lo mínimo. Si no te gusta rodearte de gente o no puedes por el motivo que sea, deja que te recomiende algunas cosas que puedes hacer para convertir estas fiestas en unas navidades eróticas de diez.

Recomendaciones para uno

El autocuidado es genial, y en estos años todavía más. Cada vez se hace más hincapié en la salud mental (en las redes sociales hay mucha más visibilidad sobre el tema) y en el cuidado personal. Y dentro de todo esto está mi especialidad: el sexo. Disfrutar del sexo en solitario es una experiencia y un hábito perfectos para relajarse, conocerse y disfrutar sin depender de nadie más. Además, todo lo que aprendas sobre tu sexualidad en solitario se puede extrapolar al sexo en compañía.

Aquí algunas ideas para tus navidades eróticas (o para todo el año):

Lee un buen libro o cómic

Como los que recomendamos tanto en nuestras redes sociales como en nuestra web. Los libros (de ficción o no ficción), cómics o novelas gráficas ayudan a exponernos a sexualidades diferentes, prácticas que a lo mejor no nos atreveríamos a provar en la vida real o simplemente ponernos en la piel de otra persona y disfrutar. Tienes lecturas de todo tipo y para todos los gustos; solo tienes que buscar (otro placer en sí mismo).

Ponte a cien con una buena serie o película

Y no hablo solo de esas series tan famosas (Sex education, Pose, Generation, Euphoria…) que son entretenidas a la par que educativas, sino también de esas series o películas en las que hay un personaje que nos visita a veces en sueños o incluso de esas series que no te atreverías a ver con tus padres o según qué amistades. El motivo, por supuesto, ya lo sabes (guiño, guiño).

Tócate un rato

Medita, respira y desfruta de tu cuerpo para quitarte de encima todo el estrés del año y empezar el nuevo con una sonrisa de placer en el rostro. Aquí te dejo algunas ideas (para vulvas y para penes).

Regálate un masaje erótico

Sí, me has leído bien. Ponerte en manos de una persona profesional del placer erótico puede descubrirte algunas cosas que quizá no sabías. ¿Y qué mejor que regalarte un masaje erótico en tus navidades eróticas?

Si quieres curiosear un poco más sobre el tema, te recomiendo echarle un vistazo a esta web de masajes eróticos en Barcelona. Y, si eres de la zona, quizá te animes a probarlos.

¿Y qué tal un poquito de voyerismo o exhibicionismo?

No, no me refiero a que te vayas colando en vestuarios y casas ajenas. En la era digital existen personas que abren una ventana a su intimidad sexual a través de servicios de webcams como este de chicas por webcam. Por supuesto, hay webcamers para todos los gustos y prácticas sexuales. Y también es sencillo probarlo si te apetece. Quién sabe, a lo mejor un antifaz y cuatro velas te ponen a todo para exponerte al mundo.

Recomendaciones para dos o más

Si quieres unas navidades eróticas en pareja, por supuesto puedes sacar ideas de la sección en solitario, pero hay algunas cosillas que tienen mucha más gracia en compañía por la intimidad que se crea. Aquí algunos ejemplos:

Comprad un juguete erótico

Si no lo habéis hecho nunca, las fiestas son una excusa ideal para meteros de cabeza al mundo de los juguetes. Demostrado está que hablar de sexo con la pareja fomenta la confianza, aumenta el placer posterior (te atreves con más facilidad a pedir lo que quieres) y crea un vínculo mucho más estrecho. Así que para haceros con vuestro juguete ideal siempre podéis ir de excursión a un sexshop o, si no os atrevéis o no queréis salir, siempre podéis echarle un vistazo a un sexshop online.

Una escapada romántica…

…En tu propio pueblo. No hace falta irse de viaje para disfrutar de tiempo erótico en compañía. Solo os hace falta una habitación de hotel y salir para lo justo (comer). ¿Acaso no es un planazo pasarse un fin de semana de sexo, dormir y cuatro necesidades básicas como alguna ducha y algo de comer? Apagad los móviles y pasad tiempo de calidad en pelotas.

Como apunte, quiero añadir que digo lo de la escapada romántica porque a veces estar en un sitio que no es tu hogar ayuda a alimentar la fantasía y las ganas de sexo. Cosas de la mente humana (guiño, guiño).

Por supuesto, nada es excluyente

Aunque haya hecho recomendaciones diferentes, siempre puedes irte a solas de escapada romántica con, por ejemplo, tu juguete preferido (o tu propia maleta roja). O puedes dedicar una tarde a leer en compañía y a una sola mano. Además, estas son solo algunas ideas de lo mucho que puedes hacer. Pero lo más importante es empezar a pensar en ello.

A %d blogueros les gusta esto: