Saltar al contenido
Sexualizados_as

Masaje Tántrico: Beneficios, origen y disciplina actual

Por norma general, cuando una persona escucha la palabra tantra, tiende a asociarlo con el sexo. Sin embargo, también tiene mucho que ver con la salud y el beneficio en el cuerpo humano. Si, además, a todo le sumas la posibilidad de que sea erótico junto a una masajista madura Barcelona, estamos convencidos de que te encantará.

Como estábamos comentando, el masaje tántrico tiene una gran cantidad de virtudes, tanto curativas como relajantes. Su peculiaridad es que se practica sin ropa, con distintos aceites calientes y, mediante unos ligeros movimientos y roces suaves, se atienden todos los puntos del cuerpo.

El principal beneficio es que estimula el apetito sexual de la persona que lo recibe, aunque también es una técnica donde está demostrado que puede alejar la ansiedad y favorecer un estado de calma. Es gracias a este estado de relajación que se puede obtener un mejor equilibrio mental y físico. Así, estarás más preparado para enfrentarte al mundo exterior de la mejor forma posible.

También te ayuda a mejorar el estado de ánimo y a que se mejore el proceso de respiración, dejando a un lado la ansiedad y recuperando el equilibrio.

Masaje tántrico en la actualidad

Durante los últimos años, este tipo de masaje ha despertado un gran interés y curiosidad en la sociedad actual. Prueba de ello es la cantidad de locales especializados en este sector que puedes encontrarte por toda la península, como Artmassagemarbella.com, donde tienen más de 7 años de experiencia.

Sin embargo, esto no puede hacerlo cualquiera. Para poder practicarlo de la mejor forma posible, sabiendo lo que haces, es necesario acudir a colegios privados, donde te enseñen los valores y todo lo que se esconde detrás de este mundo.

Los masajes tántricos forman parte de una antigua filosofía de vida, surgida en Oriente hace ya más de 4.000 años. Durante todo este tiempo se ha logrado perfeccionar y adaptar a los nuevos tiempos, para que cualquier persona que lo desee pueda disfrutar de él.

La meta principal no es conseguir un orgasmo, sino disfrutar de la energía sexual que transmiten dos cuerpos, sin tabúes, únicamente tener esa parte de libertad.

Más que una disciplina

Del mismo modo que en nuestro país está de moda la comida oriental, también lo está el tantra. Ambas se parecen en que, detrás de ellas, se esconde una gran historia que ha conseguido evolucionar.

Como existimos en un mundo donde lo más importante es encontrarnos a nosotros mismos, debemos disfrutar de los pequeños placeres que existen y, los masajes tántricos te ayudan a conseguir este objetivo.

Según diferentes datos, la mayor parte de la población que lo practica o se siente atraída por él tiene una edad comprendida entre los 35 y 55 años. ¿El objetivo? Salir de la rutina diaria, practicar cosas nuevas, tener experiencias que nunca antes se habían vivido y beneficiarse de todas las ventajas que el tantra tiene para ofrecer. Si eres de las personas que aún no lo han probado, te aconsejamos hacerlo al menos una vez en la vida. Estamos seguros de que la delicadeza con la que se practica y lo bien que te sentirás después contigo mismo te cautivarán.