Saltar al contenido
Sexualizados_as

¿Qué hacer cuando se te queda algo dentro de la vagina? [FÁCIL] Solución en 5 pasos

He querido hablar de este tema desde hace mucho tiempo. Porque este y otros son temas importantes, conocimiento que hay que tener por si acaso. Que ojalá no te pase nunca, pero no está de más saber salir de este tipo de situación. Así que piensa en esto: ¿Qué harías si se te quedara algo dentro de la vagina?

Tengo “algo” dentro de la vagina

¿Pero qué es ese algo? Una bala vibradora, un tampón que ha perdido el hilo, un soft-tampon… Cualquier cosa se puede quedar dentro de tu vagina, aunque no es algo común. Al fin y al cabo, el cuello del útero es tan pequeño que por ahí no pasa nada que te hayas podido meter dentro. Así que tranquila, que lo primero que tienes que saber es que si algo se queda ahí no se puede perder. Está ahí.

Vale, mejor me relajo

El primer consejo que te voy a dar es que te relajes. Respira hondo y no dejes que el pánico y el acojone se adueñen de tu cuerpo y músculos. Porque el miedo tensa los músculos, y la vagina tiene músculos; así que lo que tengas dentro se apretará ahí si te asustas y será más difícil de sacar.

Voy a probar con los dedos poco a poco

Una vez relajada, lo segundo que puedes hacer es meter tus dedos para intentar sacar el objeto. La duda aquí es común, ¿lubrico o no? Pues la verdad lo mejor es no lubricar demasiado para que no se te escurra de entre los dedos.

Así que respira hondo, mete los dedos dentro y coge lo que esté ahí. Busca una postura cómoda —por ejemplo, de pie con una pierna sobre la cama— y tira de ello.

¿Y si empujo?

Si no funciona y has visto nuestro video sobre los ejercicios kegel, sabrás que los músculos de la vagina pueden entrenarse y sirven para empujar o apretar lo que haya dentro. Estos músculos actúan durante el parto para empujar y también para evitar pérdidas de orina con la edad.

Así que empuja y ayúdate con los dedos en una posición vertical. Así deberías poder sacar lo que haya dentro.

Todo lo que entra tiene que salir, ¿no?

Y si, aun con todo, no sale porque estás nerviosa, siempre puedes darte cinco minutos de margen con la ayuda de una ducha caliente o haciendo la cama. Te ayudará a relajarte y, quizá, el objeto salga solo.

Después, puedes volver a intentar los pasos anteriores.

Imposible, mejor busco ayuda

Por último, si todo esto no funciona, busca alguien que te ayude y/o ve al médico. No tengas vergüenza que le puede pasar a cualquiera, y lo que pase en la consulta médica queda entre el/la doctor/a y tú.