Saltar al contenido
Sexualizados_as

Sploshing ~¿Qué es? ¿Cómo se practica? ~

El mundo está lleno de fetiches, filias y parafilias. Y hoy quiero hablarte de esta práctica sexual conocida como sploshing. Porque la comida es un placer y nos encanta embadurnarnos con ella.

¿Qué es el sploshing?

El sploshing es un fetiche sexual que consiste en embadurnarse o ser embadurnado/a con alimentos, bebidas u otros líquidos o cremas; así como fruta o alimentos que se derriten o se desmoronan.

Sin embargo, el sploshing tiene muchas variantes que van desde el hecho de comer hasta el destrozar la comida.

Pero lo más curioso es su nombre, que viene de una revista que utilizaba a mujeres embadurnadas en comida como reclamo erótico. La revista británica Splosh, que publicó desde 1989 hasta 2001.

Por último, me gustaría añadir que el sploshing entraría en la gran rama de fetichismo wet & messy (húmedo y sucio), que consiste en embadurnarse con productos no comestibles como espuma de afeitar, barro, aceite de coche… Un ejemplo muy claro se ve en el cortometraje Mud Dance de Erika Lust.

Comer y ser comido

El bodypainting tiene un principio similar. Por ejemplo, el hecho de hacer dibujos con salsa de chocolate o sirope de fresa encima del cuerpo de la otra persona; luego, se lame el dibujo siguiendo las líneas.

Básicamente, consiste en dar de comer de forma erótica a otra persona o te dan de comer a ti. La cuestión es hacerlo de forma sucia o derramando la comida sobre el cuerpo de forma “involuntaria”. En ciertas prácticas bdsm se da de comer a una persona atada y con los ojos vendados.

Bodysushi a lo bestia

La versión más clástica del sploshing. Mientras el bodysushi consiste en convertir a una persona en un plato en el que servir la comida; el sploshing convierte, por ejemplo, a una persona en una tarta. Quietecita y con nata montada por encima y alguna que otra fresa; esperando a ser comida.

Alimentos como el aceite, el huevo, la crema de cacao, salsas, helados, leche, vino… La cantidad de alimentos líquidos o cremosos que pueden esparcir por tu cuerpo son impresionantes.

Por supuesto, no hay obligación alguna en practicar el sploshing en compañía. Puedes meterte en la bañera y embadurnarte de helado.

Chafando el pastel

Otra versión del sploshing es la de sentarse encima de comida. Normalmente se usan tartas para sentarse encima y sentir cómo te moja la ropa interior y te roza los genitales. Cómo se escurre por tu cuerpo y lamerte los dedos.

Consejos y precauciones generales

Lo cierto es que pocos consejos puedo dar en cuanto a la práctica del sploshing. Instinto, búsqueda de placer, comer y ser comido/a.

Si se practica en pareja ambos/as debéis estar cómodos/as con la práctica y tomar precauciones a la hora de escoger el sitio. Al fin y al cabo, luego toca limpiar. Por ejemplo, si se usa la bañera intenta que no se te atasquen las tuberías.

Por otra parte, los expertos recomiendan alimentos livianos y/o dulces, a ser posible no agresivos (por ejemplo, los cítricos), para evitar infecciones e irritaciones. Así que es importante también lavarse bien después de cada sesión.

Por último, me gustaría compartir este video donde se anuncian habitaciones de hotel especializadas para “mancharse”. Además de ser un ejemplo muy claro del wet & messy: