Saltar al contenido
Sexualizados_as

Masturbación femenina ~Todo lo que necesitas saber~

La masturbación femenina es un arte que debe aprender todo interesado. Tanto si estás sola como acompañada, la masturbación siempre es una opción.

En el artículo del petting hablo sobre el sexo sin penetración. Y la masturbación es una de esas formas de sexo. Aunque también se puede utilizar como preliminar o en conjunto con otras prácticas. Ninguna es excluyente.

Ir a descargar

Un pequeño inciso

La masturbación no se centra únicamente en los genitales. Al fin y al cabo, el cuerpo es un campo repleto de zonas erógenas a la espera de ser explotadas. El masaje erótico y la masturbación de otros puntos del cuerpo, incluso la penetración, se fusionan con la masturbación de los genitales con tal de conseguir una sinfonía perfecta que acabe con un buen orgasmo.

Sin embargo, en este artículo aprenderás todo lo que necesitas saber sobre la masturbación de los genitales femeninos.

Fisonomía de los genitales femeninos

Para esta práctica nos centraremos en ciertas partes de la anatomía femenina. Aquí tienes la lista con una pequeña descripción para que no te pierdas:

  • Clítoris: El hermano del pene. Es el mayor cúmulo de terminaciones nerviosas. También se le llama “la pepita”.
  • Monte de Venus: Por encima del clítoris. Allá donde haya pelo púbico.
  • Labios superiores o mayores: El “bizcocho”. Las dos partes carnosas que envuelven la vulva.
  • Labios inferiores o menores: También llamados “crestas de gallo”, son dos pieles por dentro de los labios superiores; alrededor de la vagina.
  • Vagina: Orificio debajo del clítoris. Diana de la pentración. Por donde salen los niños y la menstruación. Aunque parezca mentira, la vagina es más sensible en su apertura que por dentro.
  • Perineo: Parte carnosa entre la vagina y el ano.
  • Ano: No necesita presentación.

Es decir, los genitales en general pero haciendo incapié en partes concretas. Incluso añadiendo un poco de masturbación o masaje anal.

La masturbación femenina

Antes de dar un ejemplo, te voy a exponer una lista de movimientos. Si te lo haces a ti misma no tendrás más problemas, pero si se lo haces a otra persona necesitarás práctica para adecuar la intensidad y la velocidad. O, si no, puedes pedirle indicaciones.

  • Verticales: Del ano al clítoris y viceversa.
  • Horizontales: De un muslo al otro.
  • Circulares: En el sentido de las agujas del reloj o a la contra.
  • “Ordeñar”: Un movimiento básico de la masturbación masculina. Se puede hacer en una versión más pequeña y con dos dedos en el clítoris.
  • Pinzar o tirar: Pellizcar es un arte. Los labios inferiores, el clítoris o incluso la vulva entera es sensible a  ser pellizcada o agarrada para tira de ella. (Con cariño, por supuesto)
  • Penetrar.

Puedes utilizar uno, dos dedos o incluso toda la mano para variar en la intensidad, ritmo, velocidad… Hace falta práctica, instinto y/o indicaciones. Todo es probar.

Ejemplos

¿Qué hacerle a qué parte? Aquí tienes una sencilla lista de lo que puedes hacer y dónde.

Clítoris

  • Pon el dedo encima y haz pequeños círculos.
  • Con los dedos en V, coloca las yemas en la base del clítoris y, con un poco de presión, haz movimientos verticales.
  • Cógelo y mastúrbalo como lo harías con un pene.
  • Pellízcalo y aprieta un poco; o retuércelo suavemente; o tira de él.

Vulva

  • Pon la mano plana y masajea en vertical, horizontal o en círculos.
  • Coge todos los genitales y muévelos con suavidad y/o ejerciendo presión.
  • Dale palmaditas o cachetes. Con más o menos fuerza, cortos y rápidos. Pero con cuidado.

Labios superiores

  • Cógelos y acarícialos.
  • Acaricia entre ambos con un dedo, rozando el clítoris y notando la humedad.
  • Recórrelos con los dedos.
  • Tira de ellos para abrirlos.

Labios inferiores

  • Acarícialos.
  • Cógelos y recórrelos.
  • Tira de ellos con suavidad.
  • Ciérralos y ábrelos manualmente.

Vagina

  • Acaricia la apertura.
  • Tantea su interior
  • Penétrala (Esto es básico).

 

Por supuesto, en la variedad está el gusto y todo no está inventado. Todo es probar y probar. Experimentar es el quid de la cuestión.