Saltar al contenido
Sexualizados_as

Poliamor: Tipos de relaciones no monógamas

Muchas personas hablan de no monogamia al expresar la palabra poliamor. Sin embargo, las relaciones no monógamas son mucho más diversas y en este artículo vas a descubrir los tipos de relaciones no monógamas, entre ellas el poliamor.

¿Qué es la no monogamia?

Quizá para comprender mejor la no monogamia tengo que concretar qué es la monogamia: un vínculo cerrado y hermético donde hay exclusividad afectiva y sexual entre dos personas.

Entonces, la no monogamia consiste en relaciones que rompen esos límites. A veces solo existe exclusividad afectiva, a veces solo sexual y a veces no hay exclusividad de ningún tipo. Sin embargo, la monogamia y la no monogamia funcionan de la misma forma.

Al fin y al cabo, en la no monogamia también existe la infidelidad. Esta se da cuando uno de los integrantes del vínculo (sea afectivo, sexual o ambos) rompe la confianza establecida escondiendo otro tipo de relación. Es decir, que una relación no monógama se establece en base a un vínculo de confianza entre varias personas donde todas están informadas de las demás “parejas”.

Poliamor

Relación que rompe la exclusividad sexoafectiva. En las relaciones poliamorosas todas las personas tienen pleno derecho a tener otras relaciones siempre y cuando el resto de tus parejas tengan pleno conocimiento. El poliamor siempre está abierto y permite a una persona tener relaciones de diversos tipos sin anclarse a ninguna mientras que las otras personas implicadas pueden hacer lo mismo.

Poligamia

Relación que amplía la exclusividad sexoafectiva a otras personas. Sigue siendo un tipo de relación cerrada, pero de una persona con varias. La poliginia (hombre con varias mujeres) o poliandria (mujer con varios hombres) son dos ejemplos. Es decir, hay una persona que tiene varias relaciones, pero las personas relacionadas con esta primera no pueden tener relaciones sexoafectivas fuera de la que tienen con la primera
persona. Es lo que se conoce comúnmente como un harem.

Aunque en nuestra sociedad no es habitual, en algunos países árabes, africanos o en Nepal es un modelo relacional aceptado y habitual.

Polifidelidad

Relaciones de exclusividad sexoafectiva entre más de una persona. Es decir, el vínculo y las normas de convivencia y respeto son las mismas que en una pareja monógama, pero incluyendo a más personas. Sería el caso de triejas (relaciones de tres personas) o de grupos de personas que deciden tener sexo únicamente entre ellas.

Aún hoy en día existen las llamadas comunas hippies donde varias personas conviven juntas, se quieren y tienen sexo entre ellas. Esto no significa que tengas sexo con cualquiera puesto que son un vínculo cerrado. Aunque siempre puede pasar que se incluyan personas al vínculo por acuerdo.

Relación abierta

Se rompe con la exclusividad sexual, pero no la afectiva. Es decir, en una pareja sexoafectiva establecida ambas personas tienen derecho a mantener relaciones sexuales con otras personas siempre que su pareja sexoafectiva tenga pleno conocimiento.

Swinging

Las parejas swingers se caracterizan por ser una pareja sexoafectiva establecida que decide compartir su cama con otras personas o parejas. Es decir, la exclusividad sexual se difumina puesto que la pareja siempre debe estar presente cuando se practique sexo con terceros.

Se podría decir que las parejas swingers invitan a otras parejas o a individuos a compartir la cama.

Agradecimientos especiales

A la web Poliamoris, un portal donde encontrar otras personas no monógamas para conocerlas y establecer, quizá, otros tipos de relaciones. Una web muy completa y con muchas posibilidades.

A %d blogueros les gusta esto: