¿Por qué sientes placer a través de la próstata?

Como me gusta decir a menudo, “tu masculinidad no depende de la virginidad de tu ano”. Y es que a través de él puedes encontrar orgasmos mucho más intensos y placenteros. ¿Por qué? Pues porque la estimulación anal es la forma más sencilla de acceder a la próstata pero… ¿Por qué da placer la próstata? Te lo cuento ahora mismo.

foto con muchas nueces y un cartel que reza "la próstata ¿por qué da placer?"

Ya he hablado otras veces de la próstata (de la femenina), pero te hago un pequeño resumen y adaptación:

La próstata es un órgano que rodea la uretra y está debajo de la vejiga y cerca del recto. Si quieres una vida sexual (y no sexual) sana durante mucho tiempo, te recomiendo que visites al menos una vez al año al servicio de urología que te toque. Deja que te diga qué hace la próstata por ti:

  • Crea la parte del semen que nutre los espermatozoides para que lleguen a su destino.
  • Durante la excitación sexual, se hincha para cortar el paso de la uretra.
  • Mezcla todos los componentes del semen: es decir, mezcla sus nutrientes con el líquido de la vesícula seminal y los espermatozoides que vienen de los testículos.
  • Empuja el semen, junto con los músculos del suelo pélvico, para que puedas eyacular.

Esto significa que una próstata en mal estado puede darte problemas tanto de erección como de eyaculación o al orinar. Así que cuídala.

corte lateral de los genitales internos masculinos donde aparecen la vejiga, el recto y la próstata

La próstata y el placer

Quizá con todo esto que te he contado ya te haces una idea de por qué la próstata produce placer (aunque no siempre); el mecanismo es tan sencillo como cualquier otra zona erógena. La próstata tiene una cantidad apropiada de terminaciones nerviosas centradas en el placer. Esto, junto con su capacidad para hincharse durante la excitación sexual la hacen una zona erógena muy potente.

En sí, si juntas una parte de los genitales con excitación sexual y la estimulación adecuada, generas placer.

Así, cuando te excitas, la próstata se hincha y, si consigues apretarla, puedes conseguir un placer similar al orgasmo, un orgasmo más potente e incluso una eyaculación más potente (por ejemplo, puedes llegar más lejos).

Cómo estimular la próstata

Existen varias formas de estimular la próstata para que sienta placer. Deja que te las resuma:

Acceso anal

La forma más sencilla de todas. Puedes hacerlo con tus propios dedos.

Necesitas introducir uno o dos dedos en el ano (con lubricante, por favor) y apretar con ellos la pared del recto como si quisieras tocarte el ombligo por dentro. No muy lejos de la entrada, podrás palpar un bulto como una nuez o una castaña. Ahí está tu próstata.

Lo que te queda es estimular acariciando o apretando. Y también puedes utilizar juguetes que te facilitan el trabajo.

Acceso uretral

Para esto, es recomendable saber bien lo que haces. Esta estimulación consiste en insertar una sonda (las venden metálicas rígidas o flexibles de silicona) con mucho lubricante a través de la uretra. Se considera una práctica BDSM porque suele doler, pero también da mucho placer. Además, necesitas una erección muy firme para ello y por eso se utilizan anillos restrictivos para el pene en conjunto.

Desde el estómago

Unos buenos y justos puñetazos entre el ombligo y el pene pueden hacerte vibrar por dentro. La idea es tener la vejiga vacía y utilizar la fuerza justa. También se puede aplicar presión junto con estimulación anal para ofrecer placer a tu próstata desde dos flancos.

Desde el periné

Aunque sea de forma indirecta, clavar los nudillos en el periné y presionar pueden dar placer a la próstata.

El periné es esa zona de piel que se encuentra entre el escroto (la bolsa de los testículos) y la entrada del ano. Es una zona erógena de fácil acceso y sensible a masajes.

Efectos secundarios de estimular la próstata

Para que no te asustes si pasa, deja que te comente algunas cosillas que pueden, o no, pasar al estimular la próstata:

  • Una erección más fuerte.
  • Que la erección baje (esto no significa que dejes de sentir placer o no vayas a poder eyacular).
  • Sentir como un orgasmo muy largo.
  • Hacer un squirt.
  • Eyacular más lejos y con más fuerza.
  • Necesitar ordeñarte o estrujarte para eyacular.
  • Un orgasmo seco.

Nuestros estimuladores de próstata

Por último, quiero invitarte formalmente a que tengas una cita íntima con tu próstata. Si no te atreves a que te lo hagan, hazlo por tu cuenta. Cuando tengas confianza, ya compartirás este placer con quien quieras.

Así, tanto para prácticas en solitario como en pareja, te recomiendo estos estimuladores de próstata.

¿Tienes dudas? ¡Contáctanos!